Liturgia

Pastoral litúrgica es para animar la vida litúrgica, teniendo en cuenta los colectivos sociales, históricos, culturales y eclesiales, con miras a la participación activa, consciente y plena de todos los de la celebración, para cosechar los frutos espirituales de la misma.
La pastoral litúrgica, con la participación de la comunidad o sus representantes, se ocupa de la preparación, ejecución y evaluación de las celebraciones. Mantiene una adecuada organización de la vida litúrgica en todos los niveles y una formación permanente de la iglesia litúrgica de la gente, los ministros y los equipos de liturgia.
Las liturgias y las personas célebres caen a través del ritual de la acción simbólica, la experiencia del misterio pascual de Cristo. de la pastoral litúrgica se organiza con referencia a los momentos fuertes del año litúrgico, las fiestas patronales, eventos importantes en la historia de la celebración comunitaria de los sacramentos, favoreciendo el domingo como el día de la Resurrección de la Palabra, la Eucaristía y la comunidad.
El ministerio litúrgico en una comunidad, parroquia o diócesis trabaja con la ayuda de su propia organización, siempre con un plan de trabajo y un cronograma de actividades.

Objetivo

Animar toda la vida litúrgica en la parroquia de la comunidad de los fieles a celebrar con alegría y participativa experiencia del misterio de la salvación en la propuesta del año litúrgico.

Directrices

– La liturgia incluye todos los aspectos de la celebración de la fe y de acuerdo a la SC 8 es “la cumbre a la cual toda la acción de la Iglesia y, al mismo tiempo, es la fuente de donde emana toda su fuerza”;

– Una misión pastoral litúrgica es crear las condiciones para la escucha de la Palabra, la celebración de la fe y la vida, compartiendo el pan, el encuentro fraterno con Dios y unos con otros;

– La unión entre seguir las reglas y directrices de la Iglesia con una creatividad participativa es el criterio para una liturgia viva y dinámica;

Coordinación:

Verónica Orellana

Objetos Litúrgicos

Son usados en las celebraciones litúrgicas.”Con particular celo de la Iglesia se encargó de que los objetos sagrados y muy bien servir a la dignidad digno de adoración, incluso los cambios o material, o forma, o la ornamentación que el progreso técnico ha llevado al arte a lo largo de los siglos” (SC 122C .) Por ello, el templo, el altar, el tabernáculo, fotos, libros, trajes, trajes y ornamentos, y todos los objetos deben reflejar la dignidad del culto, que, como expresión viva de la fe a sí mismo identifica con la naturaleza de Dios, a quien el pueblo, recogida por el Hijo y la luz del Espíritu Santo, el amor en “espíritu y verdad.”

Los libros litúrgicos

MISAL – Libro usado por el sacerdote en la celebración eucarística.
LECCIONARIO – Documento que contiene las lecturas de la celebración. Hay tres:
I – DOMINGO LECCIONARIO – contiene las lecturas de los domingos y algunas solemnidades y fiestas.
II – LECCIONARIO SEMANAL – contiene las lecturas de la semana. La primera lectura y el salmo responsorial se ordenan por año y extraño. El evangelio es siempre el mismo para ambos años.
III – SANTOS LECCIONARIO – contiene las lecturas para las celebraciones de los santos. En ella también contiene las lecturas para su uso en la administración de los sacramentos y por diversas circunstancias.
EVANGELIO – Este es el libro que contiene el texto del Evangelio para las celebraciones dominicales y para la gran solemnidad.

Espacio, objetos y partes del Presbiterio:

PRESBITERIO – el espacio que rodea el altar, por lo general un poco más alto, donde se celebran los ritos sagrados más importantes.
ALTAR – ajuste de la tabla y también puede ser móvil, para la celebración eucarística. Es el espacio más importante de la Iglesia. Donde celebramos el sacrificio redentor de Cristo.
AMBON – También se conoce como la tabla de la Palabra. Es la plataforma donde se proclama la palabra de Dios. No se debe confundir con el soporte de la comentarista y cantante animador. Esto no debe tener la misma prominencia del púlpito.
CREDENCIA – Pequeña mesa donde se colocan los objetos litúrgicos, que serán utilizados en la celebración. Por lo general, está cerca del altar.
NAVE DE LA IGLESIA – Espacio reservado para los adoradores del templo.
TABERNÁCULO – También se le llama el Santísimo. Se trata de una pequeña urna donde se guardan las partículas consagradas y el Santísimo Sacramento. Se recomienda que se trata de un lugar adecuado, con dignidad, por lo general en una capilla lateral.
PÚLPITO – Lugar en las iglesias antiguas, donde el presidente estaba haciendo la predicación. Hoy en día, prácticamente no se utiliza.
BAUTISTERIO, es la fuente bautismal. En nuestra parroquia, se encuentra en la entrada del templo.
SACRISTÍA – sala anexa a la iglesia donde permanecen los objetos sagrados y objetos para las celebraciones, también es el lugar donde el sacerdote se paramenta. La sacristía debe ser usada por los que de ella tengan necesidad, pero no es un lugar para permanencia, pues es usado por los sacristanes y ministros para cuidar de los objetos litúrgicos sacerdotales y de uso de las celebraciones. Úsela cuando le sea necesario.

Objetos litúrgicos:

CORPORAL – de forma cuadrada de tela sobre la cual se coloca el cáliz con el vino-agua  y la patena con el pan.
MANUSTÉRGIO – Toalla con la que el sacerdote se limpia las manos en el rito de la taza del baño. En un tamaño más pequeño, es utilizado por los ministros de la Eucaristía para secar los dedos del sacerdote.
PALIA o  CARTÓN – Forrado con una tela para cubrir la patena y el cáliz.
SANGUÍNEO O PURIFICADOR  -Se trata de un paño rectangular, con la que el sacerdote después de la comunión purifica el cáliz, los copones y la palia.
COPÓN – Se trata de un contenedor para el almacenamiento y la distribución de las partículas a los fieles.
CÁLIZ – Recipiente en el que se consagró el vino durante la misa.
CALDERO – recipiente pequeño, lo que significa para rociar agua bendita.
CANDELABRO – utensilio que se utiliza para apoyar una vela.
PATENA – plato pequeño, generalmente de metal, para mantener la oblea durante la celebración de la misa.
JARRA – En tamaño pequeño, el frasco que contiene el agua para el rito de la purificación en la preparación y presentación de los dones.
CIRIO PASCUAL – vela mayor, que es bendecida solemnemente en la Vigilia de Pascua el Sábado Santo y se mantiene en las celebraciones hasta el domingo de Pentecostés.
CRUZ – existe la cruz procesional, es decir, sirve para guiar la procesión de entrada, y también una cruz más pequeña, que puede permanecer en el altar.
VELAS – Velas comunes pero de buen gusto, frente al altar, por lo general en el número dos, dos candelabros.
CUSTODIA – Objeto utilizado para sostener dignamente la hostia consagrada para la adoración de los fieles y para bendecir al pueblo de Dios.

VINAJERAS, dos recipientes para agua y vino para la celebración de la Misa
INCIENSO – Es una resina aromática extraída de varias plantas, se utilizan sobre carbones calientes, en las celebraciones solemnes.
TECA o PIXIDE  – Una caja pequeña, generalmente de metal, que tiene la Eucaristía a los enfermos. También se utiliza en mayor tamaño, en la celebración eucarística, para contener la ostia mayor.
INCENSARIO – Jarrón de incienso utilizado durante la celebración. En ella se encuentran el incienso y carbón.
NAVETA- Sirve para guardar el incienso.
Santos Oleos- Consagrados en la Semana Santa, sirve para la realización de los Sacramentos del Bautismo, Confirmación, Orden Sacerdotal  y  Unción de los enfermos.

Otros simbolos

IHS – iníciales de las palabras en latín Iesus Hominum Salvator, es decir: Jesús Salvador de los hombres. Se utilizan siempre en inversiones en las puertas del santuario y los anfitriones.
ALFA Y OMEGA – primera y última letra del alfabeto griego. En el cristianismo se aplican a Cristo, principio y fin de todas las cosas.
TRIÁNGULO – Con sus tres ángulos iguales (equilátero) triángulo simboliza la Trinidad. Es un símbolo no es muy conocida por nuestro pueblo.
INRI – Estas son las iníciales de las palabras Iesus Nazarenus Rex Iudaerum, que quieren decir: Jesús de Nazaret Rey de los Judíos, enviado por Pilatos puso en la crucifixión de Jesús (cf. Jn 19:19closeJohn 19:19 19 Pilate also wrote an inscription and put it on the cross. It read, “Jesus of Nazareth, the King of the Jews.” (ESV) closeJohn 19:19closeJohn 19:19 19 Pilate also wrote an inscription and put it on the cross. It read, “Jesus of Nazareth, the King of the Jews.” (ESV) 19 Pilate also wrote an inscription and put it on the cross. It read, “Jesus of Nazareth, the King of the Jews.” (ESV) ).

Vestimentas:

ALBA o túnica – llevan mucho tiempo, blanco o neutro, común a los ministros de cualquier grado.
AMITO – Paño de que el ministro coloca alrededor del cuello antes de que otras vestiduras (poco utilizado).
CASULLA – vestimenta propia del sacerdote que preside la celebración. Ese tipo de capa se viste sobre el alba y la estola. Acompaña el color litúrgico del día.
ESTOLA – Vestir litúrgicos ministros ordenados. El obispo y al sacerdote para poner en los hombros, para que se caen de la parte delantera en forma de dos tiras, a raíz de la longitud del alba o túnica. Los diáconos también lo utilizan, pero la correa de hombro en el hombro izquierdo, colgando por la derecha.
PLUVIAL DE CUBIERTA – Cubierta de largo, que el sacerdote usa para dar a la Bendición del Santísimo o para llevarlo en procesión. También se utiliza en el rito de aspersión de la congregación.
VELO HUMERAL – También se le llama velo de hombros. Manto rectangular utilizada por el sacerdote sobre sus hombros, dando la bendición con el Santísimo Sacramento o llevando la custodia con el Santísimo Sacramento.
DALMÁTICA – Vestido del Diácono. Se coloca sobre el alba y la estola.
BALDOQUINO- Objeto de tela con 4 o 6 lustres que sirve para transportar el santísimo Sacramento.

Colores liturgicos

Se relacionan con el mantel del altar y el púlpito y ornamentos litúrgicos. Ellos son:
BLANCO – Simboliza la victoria, la paz, el alma pura, la alegría. Usos: el Jueves Santo, la Vigilia de Pascua el Sábado Santo, durante toda la temporada de Pascua, en Navidad, la época de Navidad, las fiestas de los santos mártires (cuando no sea recomendado el rojo) y las fiestas del Señor (a excepción de la Pasión ) y las fiestas de la memoria de la Bienaventurada Virgen María, los Santos Ángeles, en la fiesta de Todos los Santos, San Juan Bautista, San Juan Evangelista, la Cátedra de San Pedro y la Conversión de San Pablo. Es el color predominante de la resurrección.
ROJO – El fuego simboliza, la sangre, el amor divino, el martirio. Se utiliza: el domingo
Ramos y la Pasión el Viernes Santo, Santo, el Domingo de Pentecostés, las fiestas de los apóstoles, los mártires y los evangelistas.
VERDE – Es el color de la esperanza. Se utiliza en tiempo ordinario o Tiempo Común.
MORADO – Simboliza la penitencia. Se usa en Adviento y Cuaresma. También se puede utilizar en las oficinas y las misas por los muertos. (El Adviento, hay una tendencia a utilizar el color violeta en vez de púrpura, para distinguirla de la Cuaresma, ya que el Adviento es un tiempo de feliz expectación y esperanza, en una vida sobria, no la penitencia, al igual que la Cuaresma .)
NEGRO – Es un símbolo de luto. Puede ser utilizado en las misas de difuntos, pero estas celebraciones también se puede usar el blanco, dando a continuación, el énfasis no es el dolor, pero la resurrección.
ROSA – También simboliza la alegría. Puede ser utilizado en el 3er domingo de Adviento, llamado “Gaudete”, y en el 4 º Domingo de Cuaresma, aquí llamado “Laetare” El domingo, tanto de la alegría.
AZUL- Es usado en las celebraciones Marianas.

Posiciones del cuerpo:

En la liturgia todos somos llamados  a participar. Por lo tanto, los gestos corporales son también litúrgicos. Así, tenemos:
DE PIE: es la posición de Cristo resucitado, cuando se disponía a obedecer, listo para funcionar. Demuestra disposición a poner en práctica las enseñanzas de Jesús.
SENTADO: es la posición de escucha, el diálogo, que medita y reflexiona. En la liturgia, esta posición se basa sobre todo para escuchar las lecturas (a excepción de la lectura del Evangelio), y la homilía en el momento en que la gente se concentra, meditando.
ESTAR DE RODILLAS: es la posición de aquellos que se ponen en oración profunda y confiada.
DE RODILLAS: se dobla la rodilla al suelo. Esto significa que la adoración, que se reserva para el Santísimo Sacramento, ya sea expuesto o reservado en el sagrario. Hay profunda reverencia o genuflexión quienes llevan a los objetos que se utilizan en las celebraciones, por ejemplo, la cruz, los candelabros, el libro de los evangelios.
POSTRADO: los medios se extienden hasta el suelo, expresó profundo sentido de la indignidad, la humildad, y también de súplica. Gesto que figura en el Viernes Santo, en el inicio de la celebración de la Pasión. También los que serán ordenados diáconos y ancianos se postran.
INCLINAR EL CUERPO: es una actitud en algún lugar entre pie y de rodillas. Señal de reverencia y el honor que se presta a las personas o las imágenes. Fue antes de que la pendiente transversal, al principio y al final de la celebración, para recibir la bendición, cuando, durante el acto litúrgico, hay necesidad de pasar ante el sagrario, antes y después de la incensación, y cada vez que vienen expresamente se indica en los libros litúrgicos diversos.
Levanten las manos: es un gesto de súplica u ofrenda del corazón a Dios. Normalmente se utiliza durante el rezo del Padrenuestro y cantos de alabanza.
GOLPEÓ EN EL PECHO: una expresión de dolor y arrepentimiento de los pecados. Este gesto se produce en la oración, me confieso ante Dios todopoderoso.
SILENCIO: actitud esencial en las celebraciones litúrgicas. Indica que el respeto, la atención, la meditación y el deseo más oír la palabra de Dios. En la celebración eucarística, que se espera un minuto de silencio en el acto penitencial y después de la llamada a la oración original después de una lectura o después de la homilía. Después de la comunión, Se puede omitir el canto y hacer mas silencio todos están invitados a observar el silencio sagrado y permanecer de pie hasta que el celebrante se siente.